Terminar paraísos fiscales y regímenes especiales

En principio y por deducción de la lógica de ser oposición, comentan que se trata “de una medida contra la clase popular”, reprochó el diputado coordinador del PAN, Luis Villarreal.

Por su parte, el secretario de la Comisión de Presupuesto, el diputado perredista Antonio Altamirano, afirmó que ampliar ese gravamen sería un golpe a los más necesitados, pero la recaudación adicional sería de sólo 15 mil millones de pesos.

Se atreve a comentar que en contraste, por devoluciones y gastos fiscales que benefician a las grandes empresas, el gobierno deja de recibir casi un billón de pesos anuales, como se confirmó en el informe de la Cuenta Pública 2011, presentado en febrero por la Auditoría Superior de la Federación, señaló Altamirano (solamente en el régimen de consolidación especial el cálculo es entre 400 a 600 mil millones de pesos acumulados).

Para Antonio Altamirano existen fuentes alternativas de ingresos tributarios, que no afectarían a la población de menores ingresos. “Por ejemplo, el costo de subsidiar la educación privada por medio de deducciones al ISR de personas físicas es de casi 13 mil 220 millones de pesos, monto cercano a la meta que se alcanzaría con el cobro del IVA en alimentos y medicinas”, dijo.

Además, señaló, es posible identificar gastos importantes por 82 mil 896 millones de pesos para este año: deducciones para inversión en automóviles, por 6 mil 376 millones; deducción por el estímulo del fomento al primer empleo, 5 mil 152 millones; diferimientos en el ISR empresarial, 60 mil 987 millones; estímulos fiscales establecidos en Ley de Ingresos o leyes fiscales, 6 mil 158 millones; y estímulos fiscales establecidos en decretos presidenciales, 4 mil 223 millones.

Por su parte, el presidente Nacional del PRD, Jesús Zambrano dijo que en los próximos días el PRD presentará una contrapropuesta de reforma hacendaria integral que permita recaudar tres veces más de lo que pretende el PRI con el IVA en alimentos y medicinas. Sostuvo que su propuesta implicará terminar con los “paraísos fiscales, los regímenes especiales y subsidios”.

Como podemos observar, ya comienzan a arreciar los anuncios para la posible Reforma Hacendaria integral de este 2013. El secretario de Hacienda Luis Videgaray afirma que se “se recibió un sistema fiscal reformado con parches legales (misceláneas) e innumerables cambios de forma para el cumplimiento de obligaciones tributarias de manera automatizada”. Por esta razón es que se propone una reforma fiscal integral que ya no puede esperar más.

De esta manera, vemos que el presidente Enrique Peña Nieto tendrá que lidiar con el Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU) que, a cinco años de vida, sigue siendo objeto de rechazo de varios sectores, sobre todo, el empresarial. Un impuesto que para todos deberá ser eliminado. Para algunos fiscalistas, se debe tomar lo mejor del nuevo gravamen y fusionarlo con elImpuesto Sobre la Renta (ISR); para otros, resulta necesario dar paso al impuesto mínimo alternativo, como funciona en Estados Unidos.

Por otra parte, tenemos que ver también el tema del Impuesto a los Depósitos en Efectivo (IDE), que también surgió de la primera reforma fiscal del gobierno anterior, para que se grave realmente al sector informal y no a los contribuyentes cautivos, como sucede ahora.

Sin embargo, en el Senado PAN y PRD avanzan en una alianza legislativa para trazar la ruta crítica de una reforma Hacendaria, donde ambos partidos rechazan en este momento generalizar el IVA en alimentos y medicinas, y coinciden en que la ventana de oportunidad está en incrementar la capacidad y obligación recaudatoria de estados y municipios.

El coordinador del PAN en el Senado, Ernesto Cordero, explicó que las “ventanas de oportunidad” en el sistema tributario de México se ubican en el cobro de impuestos a nivel local, y muestra de esta falta de capacidad de generar recursos es el endeudamiento de estados y municipios.

El coordinador del área económica del PRD, senador Armando Ríos Piter, coincidió en el planteamiento de Cordero, y agregó que la reforma fiscal debe considerar la revisión del Impuesto Sobre la Renta (ISR).

“La clave es en los regímenes especiales, como la consolidación. ¿Cómo se están pagando impuestos actualmente? Identificar en el rubro de las devoluciones cuánto se devuelve, tener la posibilidad de identificar quiénes pagan y no pagan; hay un amplio sector que se presume que en la informalidad no está pagando, pero también se da en otros sectores”, explicó.

Para Ríos Piter la reforma más que Fiscal debe ser Hacendaria con el objetivo de aplicarse en una lógica progresiva, de tal suerte que pague más quien más gana, pero que también paguen impuestos quienes tengan recursos modestos.

Como vemos, esto apenas se está poniendo interesante, estos temas torales permiten incluso, que se unan fuerzas políticas encontradas como lo observado entre panistas y perredistas, por ello pensamos nosotros que con madurez política los representantes del PRI, PAN y PRD deberán formalizar una auténtica propuesta en bien de los mexicanos, pequeños y medianos empresarios, obreros, trabajadores y empleados, profesionistas y campesinos.

Esto es más que una reforma Hacendaria, es una reforma de “Estado Hacendaria”, de largo plazo y con viabilidad y fomento al desarrollo económico equilibrado, que permita recuperar el nivel de empleos y que estos tengan recuperación del poder adquisitivo, asimismo, que las empresas Pymes y las agropecuarias, puedan recuperarse de la crisis económica y de inseguridad, antes de pensar en gravarlas más aún.

Qué se graven a los que “evaden y eluden impuestos”, y ya no más a los “causantes cautivos”, sean estos trabajadores o empresarios. Aquí está la solución integral. Al recuperar las finanzas de estos sectores también se reflejaría en las finanzas del fisco.

Deja un comentario

Tu email no será publicado

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">html</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*