Productividad, el talón de aquiles del crecimiento: SHCP

EL ECONOMISTA

Luis Videgaray reconoció que la economía mexicana crece por debajo de su potencial desde hace 30 años por el estancamiento de la variable.

El secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Videgaray, reconoció que en México hay una inequidad en la distribución de la productividad que ocasionó que por más de 30 años el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) no alcance los niveles de un país emergente.

“Hay una tarea pendiente en nuestro país y consiste en que la economía crece por debajo de su potencial; no hay una agenda más importante del bienestar de una nación que la productividad”, aseveró.

En el marco de la Cumbre Internacional de Productividad: “Un diálogo global sobre el futuro de la productividad”, admitió que en México hay una asignatura pendiente, y es elevar la productividad en todo el país, en toda la cadena productiva y en la sociedad.

De 1983 al 2013, México tuvo una tasa de crecimiento del PIB de apenas 2.4%; ligeramente por debajo de la tasa promedio de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en dicho periodo.

Así, evidenció que la tasa de crecimiento de Brasil fue de 3.1%, Chile (5.1%), China (10.3%); es decir, que “en México no hemos tenido durante un periodo largo de tiempo, 30 años, tasas de crecimiento de un país emergente”.

El responsable de las finanzas públicas del país reconoció que industrias como el comercio al menudeo o la industria gastronómica muestran un estancamiento en sus índices de productividad. Y por regiones, dijo, también es evidente el contraste.

“Tenemos que fomentar políticas públicas y esfuerzos conjuntos con el sector privado, el laboral y la academia para hacer que la productividad esté en todo el país y en todas las industrias”, sostuvo.

Además, compartió que entre 1990 y el 2014, de acuerdo con cifras del Inegi, la productividad de los factores en México no creció, al contrario, cayó 7.6 por ciento.

Por su parte, el presidente Enrique Peña Nieto, destacó que en la presente administración se han desplegado cinco estrategias concretas para impulsar la productividad.

La primera es la implementación de la búsqueda de la productividad como un eje transversal de política pública, la segunda es la modificación del marco legal en el que se enmarcan esa política con la promulgación de una ley especial para fomentar el tema; la tercera es la creación del Comité Nacional de Productividad; la cuarta la aprobación de las reformas estructurales, que tienen un sesgo en favor de la productividad y la quinta es la creación de Zonas Económicas Especiales, para atencer a las entidades más rezagadas en el rubro.

Economías, en era de crecimiento mediocre, dice

Siete años de crisis ha empujado la productividad a la baja: Gurría

Las economías globales, entre ellas México, llevan siete años de crisis y padecen crecimientos mediocres, altos niveles de desempleo, bajos niveles de comercio e inversión; además de un difícil acceso al crédito, crecientes desigualdades y una drástica erosión de la confianza, reconoció José Ángel Gurría.

El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) dijo que durante estos años difíciles el crecimiento de la productividad se desaceleró, “avivando los temores de que estamos entrando en una era de crecimiento mediocre y con baja creación de empleos”.

En el marco de la Cumbre Internacional de Productividad: “Un diálogo global sobre el futuro de la productividad”, Gurría indicó que uno de los desafíos más importantes al que se enfrentan las economías globales es el qué y cómo hacer para reactivar la productividad, principal factor de crecimiento en el largo plazo.

“Necesitamos de una productividad que signifique trabajar de forma más inteligente, no necesariamente de manera más intensa. Estamos hablando de cómo producir mejor y no sólo de cómo producir más”, puntualizó.

La productividad, insistió, se debe visualizar como un motor del crecimiento, pero también como instrumento de inclusión, que permita seguir prosperando y reduciendo significativamente el desempleo, la pobreza y las desigualdades.

Gurría aseveró que la inversión, que es el fundamento de la innovación y la adopción de tecnologías, da muestra de la debilidad desde el inicio de la crisis. A su vez, evidenció que los flujos globales de Inversión Extranjera Directa (IED) en el 2014 estuvieron 40% por debajo de los niveles del 2007.

Reconoció que, en el ámbito empresarial, son las empresas del sector servicios donde se registran los niveles más bajos de competencia y productividad.

Además, dijo que elevar la productividad de las empresas más rezagadas, a través de la difusión de la tecnología y del conocimiento, contribuirá a contener el aumento de la desigualdad salarial.