OBLIGACIÓN DE LOS JUZGADORES, DEFENDER DERECHOS HUMANOS

En sesión solemne de los Plenos del Alto Tribunal, del Consejo de la Judicatura Federal (CJF) y del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), en la que rindieron protesta de 40 magistrados de Circuito y dos jueces de Distrito, el también Presidente de la Primera Sala manifestó que los juzgadores federales deben asumir un compromiso con el servicio público que prestan, en aras de poder enviar a la sociedad un mensaje de confianza, de que gozan de un Poder Judicial de la Federación competente y eficaz. “La piedra angular de la legitimación moral de un juez es la independencia, entendida ésta como la sumisión del funcionario jurisdiccional a la ley y al derecho y sólo desde ese conocimiento profundo del derecho será posible la corrección en el uso del lenguaje y la claridad en la exposición de argumentos, que permitan comunicar efectivamente a los ciudadanos el contenido de las sentencias que dicten, a fin de que entiendan las razones que fundamentan la decisión judicial.
Sólo desde la solidez de su preparación podrá garantizarse la certeza, la previsibilidad de las decisiones judiciales y la igualdad en la aplicación de la ley”, enfatizó.

Lelo de Larrea subrayó que además de independencia, los nuevos jueces y magistrados federales deberán forjar su legitimación a partir del comportamiento virtuoso en todos los ámbitos de su vida y aplicar buen juicio, perspicacia, prudencia, altura de miras, sentido de la justicia, humanidad, compasión y valentía en cada uno de sus fallos.

“Como jueces deberán cultivar la capacidad de ponerse en el lugar del otro, manteniendo a la vez la distancia que les permita decidir con cautela y serenidad los casos más difíciles que les sean sometidos”, dijo.

El Ministro recomendó a los nuevos juzgadores que, al emitir una sentencia piensen en la gente, en las historias particulares y personales que su decisión va a modificar de manera definitiva; no pierdan de vista el interés público y que siempre los iluminen sus valores y principios.

Por su parte, el Magistrado Consejero de la Judicatura Federal, César Esquinca Muñoa, afirmó que el CJF confía plenamente en el recto proceder de sus juzgadores, ya que han sido seleccionados a través de cuidadosos procedimientos en los que sólo cuentan los resultados y advirtió que se sanciona y sancionará con rigor al juzgador que no ciña sus actos a la ley.

“Por ese cuidado en la selección, por la vigilancia del actuar y la sanción cuando proceden, rechazamos terminantemente las descalificaciones generalizadas, huérfanas de pruebas, que ofenden a la Institución y a todos los buenos servidores públicos que día a día, sin escatimar esfuerzos, cumplen cabalmente su función”, señaló.

Expresó que impartir justicia de manera pronta, completa e imparcial, no significa sacrificar el contenido en aras de la celeridad, es actuar con sapiencia y sensatez.

Reconoció que el escenario en el que asumen el cargo estos 42 juzgadores es complicado en diversos ámbitos: en lo jurídico, por el nuevo paradigma que significan las reformas constitucionales en materia de amparo y derechos humanos; en lo social por la desigualdad económica y la inseguridad que afronta el país; y en lo político, por la encarnizada lucha por el poder.

Sin embargo, les dijo: “dos palabras son calve en su actuar: prudencia y entereza”. Prudencia, comentó, al aplicar las nuevas disposiciones en materia de amparo, prudencia al aplicar el control de convencionalidad, prudencia al establecer criterios jurisprudenciales que nutrirán la Décima Época, prudencia en el cumplimiento de sus obligaciones laborales y prudencia en el trato que dispensen al personal a su cargo.

La entereza, abundó Esquinca Muñoa, servirá para no amedrentarse ante amenazas de la delincuencia, para rechazar con energía intromisiones externas de los poderes públicos y de los poderes fácticos, cualquiera que sea el medio utilizado y poderío de quien pretenda influir en sus resoluciones; para no atender sugerencias y peticiones internas y entereza para adoptar medidas tendentes a mantener el orden en las oficinas a su cargo.

Magistrados de Circuito que rindieron protesta:

1. Abel Anaya García
2. Luis Fernando Angulo Jacobo
3. Carlos Carmona Gracia
4. Osiris Ramón Cedeño Muñoz
5. Guillermina Coutiño Mata
6. Claudia Mavel Curiel López
7. Guillermo Del Castillo Vélez
8. Francisco Domínguez Castelo
9. Angelina Espino Zapata
10. Gabriel Ascención Galván Carrizales
11. Juan Manuel García Figueroa
12. Carlos Miguel García Treviño
13. J. Jesús Gutiérrez Legorreta
14. Luis Alfonso Hernández Núñez
15. Carla Isselin Talavera
16. Fernando López Tovar
17. Miguel Ángel Medécigo Rodríguez
18. Samuel Meraz Lares
19. José Antonio Montoya García
20. Josefina Del Carmen Mora Dorantes
21. Martha Leticia Muro Arellano
22. José Daniel Nogueira Ruiz
23. Rosa Iliana Noriega Pérez
24. Luis Núñez Sandoval
25. Eduardo Iván Ortiz Gorbea
26. María Leonor Pacheco Figueroa
27. Marco Antonio Peña Sanabria
28. Fernando Rodríguez Escárcega
29. Francisco Javier Rodríguez Huezo
30. Víctor Aucencio Romero Hernández
31. Gustavo Roque Leyva
32. Héctor Martín Ruiz Palma
33. Jorge Salazar Cadena
34. Andrés Sánchez Bernal
35. Juan Gabriel Sánchez Iriarte
36. María Elena Suárez Préstamo
37. Salvador Tapia García
38. José Valle Hernández
39. Alejandro Villagómez Gordillo
40. Isaías Zárate Martínez

Jueces de Distrito que rindieron protesta:

1. Felipe Mata Hernández
2. Vicente Salazar López

Deja un comentario

Tu email no será publicado

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">html</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*