¿QUÉ HACER FRENTE A UNA AUDITORÍA?

Mtro. Sergio Rivera

Asociado de Litigio Fiscal

El SAT (Servicio de Administración Tributaria) tiene la capacidad de requerir a los contribuyentes diversa información con motivo de conocer su situación fiscal. Sin embargo, la gran mayoría de las auditorías concluyen en determinaciones de créditos fiscales a cargo de los contribuyentes revisados.

Por ello es importante se tenga especial atención a las auditorías que puede practicar la autoridad hacendaria y los contribuyentes cuenten con pleno conocimiento de hasta dónde llegan sus facultades, así como sus derechos y obligaciones.

Es importante señalar que, durante una auditoría todos los acontecimientos que ocurran durante ésta deben ser anotados en una “Acta Circunstanciada” por el visitador, quien al final debe entregar una copia de ésta al contribuyente auditado.

DERECHOS Y OBLIGACIONES DEL CONTRIBUYENTE

Te compartimos algunas medidas preventivas que puedes adoptar para tener debidamente integrada la documentación e información que el SAT revisaría:

 

  • La autoridad hacendaria cuenta con una lista de documentación contable que te podrá solicitar; éste listado depende en gran medida del tipo de contribuyente, así como su actividad

 

  • Es obligación del contribuyente la presentación inmediata de los libros y registros que formen parte de su contabilidad, así como los diagramas y el diseño del sistema de registro electrónico, en su caso.

 

  • Se puede detallar la siguiente documentación e información que se estaría solicitando:

– Comprobantes Fiscales

-Escritura pública donde obre la constitución de la sociedad, así como sus respectivas modificaciones

– Declaraciones anuales o pagos provisionales

– Balance de situación, cuenta de resultados, estado de cambios en el patrimonio neto y estado de flujos de efectivo

– Libros de actas

  • El personal que ejecute la auditoría debe entregar la Carta de los Derechos del Contribuyente Auditado
  • La autoridad sólo puede revisar la documentación e información que esté relacionada con el o los ejercicios que pretende auditar
  • Si la contribuyente revisada dictaminó sus estados financieros relacionados con el ejercicio revisado, la autoridad fiscal deberá ejercer previamente sus facultades de comprobación a cargo del Contador que elaboró el dictamen
  • La auditoría no deberá de exceder de 12 meses contados a partir de que se notifica el inicio de la revisión, hasta que se notifica el acta final
  • La autoridad fiscal no puede emitir juicios de valor respecto de la información y/o documentación proporcionada durante la revisión, esta sólo está facultada para recibir y hacer constar la documentación e información que le entrega el contribuyente

 

Es preciso señalar que la documentación necesaria para una auditoría puede variar de una empresa a otra y en caso de que la autoridad revisora solicite documentación o información que no se encuentre a la mano del contribuyente, de ninguna manera debemos aceptar que se asiente en el acta que se negó a proporcionar la información solicitada; la autoridad tiene la obligación de otorgar al menos seis días para buscar y entregar la documentación solicitada

Detalles que no puedes dejar pasar

  • Cuando de la revisión de las actas de visita y demás documentación se observe que el procedimiento no se ajustó a las normas aplicables, la autoridad tiene la facultad de reponer el procedimiento a partir de la violación formal cometida; esto únicamente por una vez

 

  • Es importante resaltar que la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente, a través de sus observadores, puede servir de gran ayuda para evitar arbitrariedades de la autoridad hacendaria con motivo de la ejecución de sus facultades de comprobación dentro de una auditoría

 

Si bien es cierto que conforme a la Constitución todos los gobernados estamos obligados a contribuir al gasto público[1], también lo es que, esta contribución debe estar amparada en disposiciones legales que no den cabida a arbitrariedades e inseguridad jurídica, por ello es que, la autoridad fiscal extralimita sus facultades al negar derechos de los contribuyentes con base en argumentos infundados e ilegales.

 

Es importante resaltar, que lo anterior se apega a parámetros generales, por tanto, cada contribuyente deberá estudiar la particularidad de cada caso y tomar la decisión que mejor convenga. Por ello, se debe optar en estudios con motivo de lograr implementar estrategias estructuradas, tomando en cuenta las necesidades y el fin deseado.

[1] Artículo 31 fracción IV, Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Sergio Rivera Asociado de Litigio Fiscal

sergio.rivera@ruizconsultores.com.mx