¿Cómo proceder ante una Carta Invitación del SAT?

jose_antonioL.C.P. y M.I José Antonio Ruiz Félix

Asociado de Planeación Fiscal en Ruiz Consultores S.C.

Antonio.ruiz@ruizconsultores.com.mx

 

 

Usualmente, el Servicio de Administración Tributaria envía correos electrónicos de forma masiva a los contribuyentes, con la finalidad de recordar el cumplimiento de sus obligaciones fiscales e invitarles a regularizarse.

Los controles del SAT trabajan de manera automatizada, por lo que hay varias campañas por las que se envían  este tipo de correos electrónicos, conocidos como cartas invitación. Hace falta resaltar que las cartas invitación no son resoluciones definitivas, por tanto, no son coercitivas ni  impugnables, de ahí la importancia de conocer cómo deben atenderse, y en su caso, a que organismo acercarse con la finalidad de obtener asesoría y apoyo.

Te presento algunos motivos por lo que podrías recibir  la carta invitación:

  • No haber presentado las declaraciones informativas de operaciones con terceros (Diot).
  • No haber presentado las declaraciones mensuales, trimestrales y semestrales.
  • Decremento en la determinación de impuestos.
  • Inconsistencias u omisiones de ingresos en relación a los datos obtenidos por el SAT.
  • No haber presentado la declaración del ejercicio.

Lo Primero que se recomienda es corroborar el remitente del correo electrónico, para descartar que se trate de una invitación apócrifa, estos correos los pueden consultar en la página del SAT.

Una vez verificado que el correo no es apócrifo deberá revisar el objeto del mismo, así como identificar la naturaleza (Carta Invitación, Exhorto, Agradecimientos Etc.).

Si se trata de una carta Invitación deberá ubicar las obligaciones que la autoridad considera omitidas o presentadas con inconsistencias, para que pueda cotejarlas y, de ser necesario, presente declaraciones normales o complementarias, según aplique. Si el contribuyente verifica que sus obligaciones han sido cumplidas de manera satisfactoria podrá hacer caso omiso de la carta invitación.

Se recomienda tomar las siguientes medidas:

  • Caso omiso. cuando el contribuyente ha cumplido correctamente con las obligaciones que la invitación señala como no presentadas o con posibles inconsistencias. Existen contribuyentes que prefieren aclarar su situación para evitar actos de molestia posteriores, aunque queda a su criterio, pues se entiende que al haber cumplido con sus obligaciones fiscales de manera correcta el contribuyente no debería tener ningún problema.
  • Regular su situación fiscal. Con ello nos referimos solamente a ponerse al corriente, es decir, si el contribuyente adeuda declaraciones provisionales, anuales, informativas o avisos, se sugiere presentarlas en cuanto le sea posible, cabe destacar que resulta aplicable el cumplimiento espontaneo, ya que no se considera que la autoridad a través de la carta invitación haya descubierto una omisión, puesto que la autoridad no se encuentra ejerciendo acciones de cobro coactivo. Se les recomienda regularizar su status pues dichas diligencias son la oportunidad que tienen de ponerse al corriente, sin pagar multas, ni ser sujetos de sus facultades de comprobación.
  • Acudir a PRODECON, en su carácter de defensor no jurisdiccional de los derechos de los contribuyentes, es el organismo idóneo para dar auxilio y dar a conocer malas prácticas a las que se enfrentan los contribuyentes en los actos de cobro persuasivo y abocarse a su regulación, aunque solamente podrá emitir recomendaciones.

Por último, el SAT, en su afán de incentivar el cumplimiento de obligaciones fiscales, emplea diligencias de cobro persuasivo, a través de las cuales les recuerda de la fecha de presentación de las mismas, declaraciones omitidas o en su caso, aquellas declaraciones con inconsistencias.

En los casos que los contribuyentes detecten que en efecto, han omitido la presentación de las declaraciones, o en general las obligaciones citadas de dicha carta invitación, se recomienda cumplir en forma espontánea para evitar que el SAT ejerza acciones de cobro coactivo.