COMBATE A LA COMPRAVENTA DE FACTURAS 

 

Algunas tendencias para endurecer las sanciones penales

Dr. Domingo Ruiz López

Socio Director

domingo.ruiz@ruizconsultores.com.mx

 

La evasión fiscal causa daño al erario y a la sociedad, de manera que el gobierno permanentemente busca combatirla, una de las manifestaciones de la evasión es la compra de comprobantes fiscales que amparan operaciones inexistentes, se trata de una conducta abusiva contra la que marcadamente se han implementado acciones y buscado estrategias para combatirla, unas de ellas a través de reformas legislativas que ahora se busca sean de carácter penal.

 

Operaciones simuladas

 

Las operaciones simuladas, significan dar efectos fiscales a comprobantes fiscales, que siendo auténticos por cumplir con todos sus requisitos formales, no son válidos por amparar operaciones inexistentes, es decir, no es verdad que se adquirió el bien o se prestó el servicio definido en el concepto del comprobante fiscal, pudiendo haber o no flujo de efectivo en esas operaciones.

Estas operaciones han representado afectaciones millonarias a las finanzas públicas, porque ni el EFO (quien expide el comprobante), ni el EDO (quien deduce el comprobante) pagan los impuestos que les correspondería pagar, mediante una burda simulación sin la menor sustancia y soporte.

Por estas afectaciones, el gobierno federal ha puesto la mira en este tipo de operaciones, para combatirlas con mayor decisión.

 

¿Qué consecuencias puede tener una operación simulada?

 

Es posible que quien emita el comprobante fiscal, termine publicado en el listado definitivo de contribuyentes que realizan operaciones simuladas (Contemplado por el artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación), y por lo tanto quien adquirió el comprobante fiscal, deba demostrar a la autoridad fiscal que la operación realmente se llevó acabo (materialidad), o bien autocorregirse, de lo contrario puede ser objeto de una revisión fiscal, y el Servicio de Administración Tributaria le podrá determinar créditos fiscales.

 

Tendencias

No obstante las facultades con las que cuentan las autoridades fiscales, actualmente en el Senado de República se están discutiendo algunas iniciativas, con al menos tres propósitos:

Aumentar las penas para quien comercie, venda o adquiera comprobantes fiscales que amparan operaciones inexistentes;

Considerar la compraventa de comprobantes fiscales como un una amenaza a la Seguridad Nacional; y,

Considerar la compraventa de facturas como delincuencia organizada.

Las medidas propuestas dejan una muestra clara, por una parte, que la compraventa de facturas es un flagelo que se busca combatir con toda la fuerza de Estado, y por otra, que el empresario y el tomador de decisiones, debe contar con un sistema de gestión de riesgos fiscales, que le permita cumplir adecuadamente con las obligaciones fiscales de la empresa, sin incurrir en prácticas indebidas.

 

Riesgos fiscales en la empresa

La operación empresarial representa riesgos, y unos de estos riesgos son los fiscales, ya que una empresa que busca hacer sus negocios en forma legítima y cumplir adecuadamente sus obligaciones fiscales, puede verse involucrada en procesos administrativos, o incluso penales, por no tener la diligencia debida en conocer a sus proveedores adecuadamente, por un incumplimiento de un proveedor, o por una falta de adecuados soportes en una operación natural de la empresa, le pueden iniciar una revisión donde deba demostrar a la autoridad fiscal que sus operaciones sí se llevaron a cabo, y de no lograrlo, le sea determinado un crédito fiscal, tal vez el administrador o hasta la misma empresa ser sometidos a un proceso de carácter penal.

Lo anterior no es un asunto menor, si consideramos que las facultades con que cuenta la autoridad, y las que se pretenden incluir con las reformas propuestas, pueden ser utilizadas de forma incorrecta, equivocada o incluso abusiva por parte de alguna autoridad fiscal, y si a eso le añadimos además que la recién publicada Ley de Extinción de Dominio, permite la confiscación de bienes antes de que se cuente con sentencia en el Juicio, cuando se trata de delincuencia organizada, y si la compraventa de facturas llega a ser considerada como este tipo de expresión de la delincuencia, el patrimonio de la empresa y/o del administrador, se puede ver comprometido.

 

Para tomar en cuenta

 

Es natural que el empresario busque la mayor rentabilidad, sería un desacierto no hacerlo, por lo tanto, es también natural e incluso legítimo el aprovechamiento de beneficios fiscales, sin embargo, la compra de facturas, no es un beneficio fiscal que se encuentre en la legislación, sino un abuso. Una empresa rentable naturalmente debe pagar impuestos, y dar los mayores beneficios financieros a los accionistas, buscar beneficios indebidos puede ser costoso, para ello es necesario contar con la asesoría adecuada que pueda revelar los riesgos fiscales de la operación empresarial, así como acompañar en el acceso a los beneficios que de manera explícita o implícita se encuentran en la legislación fiscal.

Si tienes alguna duda, consulta a nuestros profesionales, en Ruiz Consultores pensamos en tu desarrollo.