IMPUESTOS ECOLÓGICOS EN MICHOACÁN

Dr. Domingo Ruiz López

Socio Director

domingo.ruiz@ruizconsultores.com.mx

Diseño y Medios de Defensa para los Contribuyentes

A partir del 1 de enero de 2019, en el Estado de Michoacán, distintas empresas están obligadas al pago de impuestos ecológicos, mismos que son novedosos, y cuyo diseño merece análisis, sobre todo porque los fines de los impuestos ecológicos no son fiscales, de manera que se trata de medidas de excepción, ante las cuales, en caso de que no se cumpla el marco constitucional en el diseño de este tipo de cargas, los contribuyentes pueden acudir ante el Poder Judicial de la Federación, a través del juicio de amparo, para lograr el respeto a sus derechos fundamentales.

¿Qué son los impuestos ecológicos?

Los impuestos ecológicos o tributos ambientales, son medidas de política pública para contrarrestar o inhibir las externalidades generadas por la actividad económica de los particulares, es decir, cuando las actividades productivas generan contaminación, el Estado puede implementar medidas, por una parte que busquen inhibir las prácticas contaminantes, y por otra, con la recaudación obtenida, destinar el gasto público a resarcir los daños ocasionados, ideas que incluso establece el artículo 32 de la Ley de Hacienda del Estado de Michoacán.

Se trata por lo tanto de medida parafiscales, de manera que se encuentran sujetas a principios distintos o por lo menos, no necesariamente iguales, que los que rigen los tributos con fines fiscales.

¿Qué impuestos ecológicos fueron creados?

 

A partir del ejercicio fiscal 2019, en el Estado de Michoacán, fueron creados cuatro nuevos impuestos, de carácter ecológico. Estos nuevos impuestos son los siguientes:

  1. Impuesto por Remediación Ambiental en la Extracción de Materiales;
  2. Impuesto por la Emisión de Gases a la Atmósfera;
  3. Impuesto por la Emisión de Contaminantes al Suelo, Subsuelo y Agua; e,
  4. Impuesto al Depósito o Almacenamiento de Residuos.

A continuación, haré una breve referencia a cada uno de ellos:

Impuesto por Remediación Ambiental en la Extracción de Materiales

Este impuesto, será causado por la “extracción del suelo y subsuelo de materiales que constituyan depósitos de igual naturaleza a los componentes de los terrenos, aún y cuando constituyan vetas, mantos o yacimientos tales como: agregados pétreos, andesita, arcillas, arena, caliza, cantera, caolín, grava, riolita, rocas, piedras y sustrato o capa fértil”, siempre y cuando dicha extracción se realice mediante trabajos a cielo abierto.

Los sujetos obligados son las personas físicas, las personas morales o las “unidades económicas” que, dentro de Michoacán, extraigan del suelo y subsuelo materiales que constituyan depósitos de igual o semejante naturaleza a los componentes del terreno, tales como: agregados pétreos, andesita, arcillas, arena, caliza, cantera, caolín, grava, riolita, rocas, piedras y sustrato o capa fértil.

La base para el cálculo del impuesto, será el volumen de metros cúbicos extraídos, y sobre dicha base se va a aplicar una cuota fija, que variará de acuerdo con el material extraído.

Impuesto por Emisión de Gases a la Atmósfera

Este impuesto será causado por la emisión de gases contaminantes a la atmósfera, que se produzcan en procesos productivos, es decir, se encuentra enfocado a aquellas actividades industriales contaminantes a la atmósfera.

El artículo 40, segundo párrafo, de la Ley de Hacienda de Michoacán, establece que se considera emisión a la atmósfera “la expulsión directa o indirecta de bióxido de carbono, metano, óxido nitroso, hidrofluorocarbonos, perfluorocarbonos y hexafluoruro de azufre, ya sea unitariamente o de cualquier combinación de ellos que afecten la calidad del aire, los componentes de la atmósfera y que constituyen gases de efecto invernadero que impactan en deterioro ambiental por provocar calentamiento global”.

Los sujetos obligados al pago de este impuesto son las personas físicas, las personas morales y las “unidades económicas”, que tengan instalaciones en el Estado de Michoacán, que produzcan las emisiones antes mencionadas.

La base para el cálculo del impuesto es la cuantía de carga contaminante de las emisiones gravadas que se realicen desde la o las instalaciones o fuentes fijas expresadas en toneladas; y a dicha base, se aplicará una cuota fija de $250.00 por tonelada emitida.

Impuesto por Emisión de Contaminantes al Suelo, Subsuelo y Agua

Este impuesto, tiene como objeto gravar, la emisión de sustancias contaminantes, que se depositen, desechen o descarguen al suelo, subsuelo o agua en el territorio del Estado.

Los sujetos obligados al pago de este impuesto son las personas físicas, las personas morales, o las “unidades económicas” que, en Michoacán, de manera directa o indirecta, realicen las emisiones mencionadas anteriormente.

La base para el cálculo del impuesto es la cantidad de metros cuadrados de terreno, o de centímetros cúbicos de agua, a la que se aplicará una cuota de $25.00 por cada metro cuadrado de terreno, y de $25.00 por cada metro cúbico de agua afectados.

Impuesto al Depósito o Almacenamiento de Residuos

El mencionado impuesto, se causa por el depósito o almacenamiento de residuos en vertederos públicos o privados, situados en el Estado, aclarando la norma, que se considera residuo cualquier material generado en los procesos de extracción, beneficio, transformación, producción, consumo, utilización, control o tratamiento cuya calidad no permita usarlo nuevamente en el proceso que lo generó.

Los sujetos obligados al pago del impuesto son las personas físicas, las personas morales, y generadoras del residuo y que por sí mismas o a través de intermediarios depositen o almacenen residuos en vertederos públicos o privados.

Al margen de las confusiones que esto pueda generar, es importante ubicar si se encuentra obligado a pagar el impuesto, por ejemplo, en el caso de las agencias de vehículos ¿Quién generó el residuo?, ¿El usuario del vehículo, o el taller de servicio que sustrae el aceite usado?.

La base para el cálculo del impuesto es la cantidad en tonelada de residuos depositados o almacenados en vertederos públicos o privados, situados en el Estado que sean generados durante un mes de calendario o fracción del mismo; a dicha base, se aplicará una cuota de $100.00 por tonelada de residuo.

¿Tiene defensas el contribuyente?

Ante esta serie de obligaciones, que además del pago de impuestos, incluye una serie de obligaciones formales a cumplir, y declaraciones a presentar, es necesario reflexionar si el diseño incorporado en la Ley de Hacienda del Estado es respetuoso del marco constitucional, y del marco convencional de derechos humanos, y en caso de que no lo sea, interponer los medios de defensa adecuados.

En la opinión de esta firma, existe una serie de violaciones al marco constitucional y convencional de los derechos humanos, con la creación de los impuestos ecológicos, de manera que, es indebido que el contribuyente deba soportar estas cargas tributarias, cuando no respetan el Estado de Derecho. Me referiré a dos de ellas:

Por una parte, al no perseguir fines recaudatorios, sino ambientales, las autoridades del Estado de Michoacán (Ejecutivo y Legislativo), están invadiendo esferas de competencia de la federación, quien es la única que tiene potestad para emitir normas ambientales y reguladoras del equilibrio ecológico. Al respecto, existen ya precedentes de impuestos similares en el Estado de Zacatecas, donde el Poder Judicial de la Federación, declaró inconstitucionales estos impuestos, precisamente por invadir competencias de la federación.

Por otra parte, existe ruptura del derecho humano a la propiedad de los contribuyentes, y del principio de proporcionalidad y racionalidad, ya que no se justifica el por qué de la medida. El impuesto con fines para fiscales debe ser la ultima ratio en la imposición, de manera que si el mismo fin se puede lograr con una medida no tributaria, no debe existir el impuesto, en este caso, el Estado debió razonar qué otras medidas han intentado para cuidar el medio ambiente que no han sido suficientes, y por lo tanto no existe otro remedio que imponer cargas a los particulares.

Los anteriores dos argumentos, son solo algunos de varios que hemos detectado para considerar inconstitucionales e inconvencionales los impuestos ecológicos, mismos que se deberán hacer valer ante un Juez de Distrito.

¿Cómo se debe tramitar el amparo?

Al tratarse de normas autoaplicativas, existen dos momentos para interponer un juicio de amparo, o bien, dentro de los 30 días del inicio de su vigencia, o bien, entro de los 15 días siguientes al primer acto de aplicación.

En el primer caso, los 30 días hábiles a partir del inicio de la vigencia, se estarán cumpliendo el próximo 12 de febrero, en el segundo caso, dentro de los 15 días hábiles siguientes a que se realice el primer pago provisional.

Recomendaciones

Es muy importante identificar si el contribuyente se encuentra en el supuesto de ser obligado al pago de impuestos ecológicos en Michoacán, para determinar sus alternativas de defensa. En todos los casos, se trata de ejercer nuestros derechos y evitar arbitrariedades.

Si existen más dudas, contacte a uno de nuestros expertos. En Ruiz Consultores pensamos en tu desarrollo.

 


El presente documento no constituye una consulta particular, y por tanto, Ruiz Consultores SC, no se hace responsable respecto a la interpretación o aplicación que se le otorgue. Queda prohibida la reproducción total o parcial de esta publicación por cualquier medio o procedimiento, sin para ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito del autor. Toda forma de utilización no autorizada será perseguida con lo establecido en la Ley Federal de Derechos de Autor. Estamos a sus órdenes para resolver sus dudas o comentarios. Para más información de este u otros temas, así como de nuestros servicios, favor de contactarnos en el correo contacto@ruizconsultores.com.mx 

 

SOBRE EL DECRETO DE ESTÍMULOS FISCALES SOBRE IMPUESTOS DE NEGOCIOS JURÍDICOS Y CEDULARES EN MICHOACÁN

Ver más

INCREMENTO DE TASAS Y NUEVOS IMPUESTOS EN MICHOACÁN

Ver más
X

REGISTRO

Suscríbete a nuestro newsletter

ENVIAR